En el servicio, el amor se hace concreto

Esta frase identifica nuestros valores. El amor no es auténtico si no se expresa en el generoso y concreto servicio para con los hermanos.
La vivencia del servicio en todas sus dimensiones es condición fundamental de la vida cristiana.