El Buen Samaritano

Brinda un acompañamiento integral al enfermo, al adulto mayor, al discapacitado y a sus familias, procurando su fortalecimiento espiritual, acompañando y sensibilizando a los integrantes de la familia frente a la condición de su ser querido.