¿Quiénes somos?

Enfoque de trabajo

En nuestro país la pobreza y en general toda condición de vulnerabilidad tiene un fuerte componente de maltrato y violencia, siendo estos los signos quizás más evidentes pero no los únicos de las necesidades de una profunda reconciliación.  La pobreza de nuestra cultura y estructura social viene reforzada por un fuerte componente de miseria y abandono. El conflicto armado que durante varias décadas ha teñido de sangre nuestra historia es un agravante, y en algunos casos generador de la condición de miseria en la que viven muchos colombianos.

Esta problemática tiene su raíz en la persona humana, en sus rupturas interiores que terminan plasmándose en su entorno social. Las personas especialmente las más pobres y débiles ven amenazada su dignidad y sus derechos al estar sumidos en condiciones de vida inhumanas. Frente a esta problemática de ruptura personal y social, Solidaridad en Marcha propone un trabajo de formación integral, que busca reconciliar las rupturas de cada hombre y mujer para que cada persona sea un agente de reconciliación en su familia y comunidad.

Solidaridad en Marcha procura realizar así una labor evangelizadora y de promoción humana integral, atendiendo al más necesitado a imagen del Señor Jesús que atendía las necesidades del cuerpo y las del espíritu, calmando el hambre de pan y el hambre de Dios.

La propuesta de Solidaridad en Marcha, integra el trabajo de promoción humana y evangelización por medio de diferentes programas, servicios y campañas en las áreas de salud, educación y formación y proyección comunitaria.

El trabajo de Solidaridad en Marcha es preferencial por las familias más pobres, es una opción integral por las personas que hacen parte de cada familia, en todas sus etapas y realidades. El horizonte es transformar la cultura de muerte y miseria en una cultura más humana.

Misión

Solidaridad en Marcha es una organización católica, sin ánimo de lucro, de carácter nacional, que pertenece al Movimiento de Vida Cristiana, que se proyecta socialmente a través de la formación integral, la promoción humana y la evangelización de las familias y las comunidades económica y socialmente más vulnerables, mediante diferentes servicios en áreas de salud, educación y formación y proyección comunitaria. Todo ello en el marco de la Fe y Enseñanza Social de la Iglesia.

Logramos nuestros  propósitos por medio de personal voluntario y profesional con vocación de servicio y apostolado, al que se le brinda formación y capacitación permanente, con la cooperación económica de personas e instituciones y la generación de proyectos auto-sostenibles.

Centros solidarios

A través de los Centros Solidarios se canaliza gran parte de la acción social de Solidaridad en Marcha. Estos son espacios para el encuentro y la acogida, donde se promueve la solidaridad y los más necesitados pueden descubrir su identidad de personas y participar activamente en su proceso de Evangelización y de Promoción Humana.

Los voluntarios y las demás personas que desean ayudar encuentran en los Centros Solidarios un espacio para desplegar y donar lo mejor de ellos.



Actualmente todo lo que se ofrece, es realizado por voluntarios vinculados a SEM, quienes reciben una preparación previa y acompañamiento permanente.